Mascarilla transparente

 


El uso de las mascarillas nos resulta una incómoda molestia a la que nos vamos acostumbrando poco a poco, pero para las personas que padecen sordera, además, representan un grave problema porque les impide comunicarse. Las mascarillas tapan la boca y los deja al margen de las conversaciones, entorpeciendo la realización de gestiones. Por eso el colectivo de personas con dificultades auditivas solicita al ministerio de Sanidad que distribuya tapabocas transparentes homologados que permitan leer los labios. Mientras llega la decisión de Illa, piden a sus interlocutores que se distancien y se bajen la mascarilla o que se les escriba el mensaje.

La mascarilla también impone una barrera auditiva en personas mayores o que sufren alguna merma en su capacidad auditiva. Un tapabocas transparente facilitaría mucho la comunicación, podríamos ver si una persona sonríe o está enfadada, porque los rasgos faciales también comunican.

Comentarios

Toy folloso ha dicho que…
A mi me va perfecta la actual.
Tengo una espantosa dentadura....