El negocio lo primero

 


«La protección de menores, tanto niños como adolescentes, es una prioridad para Amazon. Todos nuestros colaboradores comerciales deben seguir nuestras directrices y normas de venta y aquellos que no lo hagan estarán sujetos acciones por nuestra parte que pueden incluir la eliminación de su cuenta».

«Es muy importante tener en cuenta que los artículos que han generado la nota del Ministerio han sido retirados de nuestra tienda. Además, este tipo de artículos no están permitidos en Amazon ya que viola nuestra política que prohíbe la venta de artículos que impliquen pornografía infantil y juvenil».

Amazon respondía así a la reacción del Gobierno por la distribución en su plataforma de muñecas sexuales para pedófilos. Amazon sufre una enorme crisis de reputación por la comercialización que hacía hasta el miércoles de los torsos para placer personal que fabrica la empresa Wawa. Los polémicos artículos simulan partes del cuerpo femenino de menores de edad, y esto ha provocado la exigencia del Ministerio de Consumo de retirarlos de la venta.

Lo curioso es que hasta unas horas antes de la denuncia, por lo que Consumo considera que «supone una utilización vejatoria del cuerpo de la mujer, contraria a la Ley General de Publicidad», los productos seguían disponibles.

Comentarios