Toca renovarse

El Empire State es el edificio más simbólico en el perfil de Manhattan, es el alma de una ciudad que supera cualquier adversidad. Durante los días más letales de la pandemia, hubo 850 hospitalizaciones en un día, se iluminó de rojo y blanco como si fuera una sirena. El pasado 4 de julio, celebró el Día de la Independencia con fuegos artificiales.

El rascacielos más famoso del mundo celebrará el próximo año su 90 aniversario y es casi un pequeño barrio que alberga a 15.000 habitantes en sus 102 pisos de altura. Desde el 22 de junio permite a sus inquilinos volver a las oficinas, eso sí, manteniendo la ocupación por debajo del 50 %, llevando mascarilla y sometiéndose a controles de temperatura al entrar. En el suelo hay pegatinas indicando la distancia social. Pese a las precauciones tomadas, el edificio continúa casi vacío. Algunas compañías que operan en él ya no lo consideran un lugar atractivo, otras han optado por el teletrabajo de sus empleados, pues no se sabe cuándo será seguro regresar al trabajo.

Deberán implementarse mejoras en los sistemas de ventilación para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades o adoptar tecnologías que eviten la fricción al interactuar en el espacio del Empire State, es el criterio del International WELL Building Institute, que lidera el movimiento global para transformar nuestros edificios y comunidades de manera que ayuden a las personas a prosperar; es el principal estándar para edificios, espacios interiores y comunidades que buscan implementar, validar y medir características que apoyan y promueven la salud y el bienestar humanos. 

Será un nuevo e importante reto para este rascacielos Art Decó que se erigió como símbolo del capitalismo tras la Gran Depresión. Habrá que adaptar espacios, acomodarlos a los nuevos tiempos para crear lugares de trabajo saludables, eficientes y competitivos. Se tendrá que invertir mucho dinero para no perder inquilinos, realizar un mantenimiento constante, y no cada 30 años, como se hacía hasta ahora. Está en juego la reputación de un icono que recibe millones de turistas cada año; son los que garantizan, en parte, su supervivencia.

Comentarios