Cosas que pasan por el mundo


Aslam Baba tenía el poder de curar la COVID-19 mediante la fe y un ritual de magia negra, que incluía un exorcismo del virus y besar la mano del incauto enfermo que se lo creyera.

Este hombre residía en la ciudad de Ratlam (India) y su historia acaba tan mal como el sentido común predice: contagió a una veintena de personas y murió por esta enfermedad el 3 de junio tras haber dado positivo de coronavirus. Al conocerse el deceso y su causa, se rastreó a las personas que tuvieron contacto directo con Aslam, 50 se pusieron en cuarentena por ese motivo, también se ha aislado a 150 de sus vecinos. Los servicios «curativos» de Aslam fueron muy demandados en la región donde vivía, así que las consecuencias no han podido ser peores.

Comentarios