Seizenso


Si dirigimos hacia Japón nuestra mirada occidental, seguramente lo que veamos nos parecerá, como poco, raro. Entre esas cosas «raras» que hacen los japoneses está la práctica del seizenso. El nombre no nos dice nada, pero al traducirlo, significa literalmente: funeral mientras estás vivo.

Asistir a un funeral no se encuentra entre las experiencias que más nos ilusionan, si es al propio, todavía menos, y si aún no has muerto, el asunto cae dentro de lo que aquí consideraríamos macabro. Pero los funerales para vivos son cada vez más comunes en Japón y la moda se extiende por otros países. Se trata de afrontar la perspectiva de la muerte de otra manera, de valorar la vida o de tener la posibilidad de despedirte de los tuyos.

En 1993, la conocida actriz Takiko Mizunoe celebró su seizenso, tenía 78 años. La muerte estaba en su mente y ante la idea de morir, ¿por qué no celebrarlo con una fiesta? El funeral se emitió por televisión. Cuando Mizunoe murió en 2009, a los 94 años, los funerales, para algunos, eran una fiesta. Otros personajes famosos han seguido su ejemplo. Se celebra la vida de la persona que se va a ir y se agradece su amor a los seres queridos.

En la actualidad, las funerarias de Japón ofrecen este tipo de servicios. El número creciente de personas mayores que viven y mueren solas y el incremento de los suicidios para no convertirse en una carga familiar, anima a muchos ancianos a preparar su propio funeral, incluyendo una tumba que no requiera cuidado. Cada vez más personas quieren descansar bajo una lápida de su propia elección. 

La muerte es, por lo general, un tema tabú, triste y a evitar, aunque esta tendencia puede estar cambiando. Tal vez la moda de los funerales en vida mejoren la relación que tenemos con un hecho inevitable y nos ayude a integrar la muerte con normalidad.


Comentarios