Operación Balmis



La «Operación Balmis» del Ministerio de Defensa para combatir el coronavirus ha movilizado a cerca de 60 000 efectivos del ejército español, que se han repartido por ciudades y pueblos de toda España. El jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del aire Miguel Ángel Villarroya, alude a ella en las ruedas de prensa que ofrece  el Comité de Gestión Técnica del Coronavirus. Me llamó la atención el nombre elegido y, como soy de naturaleza curiosa, investigué sobre él.

Pues bien, se ha escogido este nombre en memoria del médico y militar alicantino Francisco Javier Balmis (1753-1819), que salvó a la población de los territorios españoles de ultramar extendiendo la vacuna contra la viruela.

En 1803, Javier Balmis, Josep Salvany e Isabel Zendal parten con destino al Nuevo Mundo y a Filipinas para distribuir el antídoto contra la viruela, que, unos años antes, fue descubierto por el médico rural inglés Edward Jenner al percatarse de que las campesinas que trabajan con ganado no enfermaban. Descubrió que el pus de la viruela de las vacas era benigno para los humanos y mezcló los fluidos de ambas especies. Jenner descubrió la vacuna, denominada así porque proviene de las vacas, y la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, sufragada por rey Carlos IV, la llevó a los miles de afectados, salvándolos de la muerte.

Hoy en día la viruela está erradica y casi nadie conoce a Francisco Javier Balmis.

Comentarios