Paloma Navares



Impresionante, bella y audaz, la exposición de Paloma Navares en La Lonja de Zaragoza muestra el trabajo de la artista entre 1978 y 2018. En las piezas hay vida y también muerte, ambas narradas con un lenguaje particular, que llega directo al corazón tras atrapar la mirada y seducir con una sutileza elegante y cuidada al detalle.

La poesía está muy presente, y el suicidio. Especialmente hermosa, a mi juicio, es la evocación a Virginia Woolf: piedra, agua, sonido e imagen que fluye al ritmo de las palabras. Flores para homenajear a escritoras de diferentes culturas. Pizarnik, Plath, Evas, mujeres, maternidad, cilindros de metacrilato, flores exuberantes, cuerpos inmateriales, videoinstalaciones… Una muestra homenaje a los sentidos, a las mujeres, al amor, a la memoria… Un recorrido circular que invita a la reflexión a la par que conmueve.

Comentarios