Osito chapado


Dicen en las casas de empeños que si llevan las joyas de Tous a fundir pierden dinero, y que las aceptan por la marca, pues hay jóvenes que las compran solo por el osito.

Estas joyas, supuestamente, deben contener un 75 % de oro puro, pero en la mayoría de los casos no pasa del 60 %. Se han dado casos de clientas que han llevado a reparar pendientes de la firma y les han dicho que no tenían arreglo, esto hace sospechar que el interior no es metálico por lo que, si lo fuese, bastaría con soldar la pieza.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al laboratorio Applus+ Laboratories la documentación relativa a su trabajo con las joyas de Tous que pueden no estar rellenas con material metálico. Los investigadores opinan que la marca publicitó los productos denunciados, los osos Tous Sweet Dolls, como de oro de 18 o 24 quilates o plata de primera ley, cuando en realidad las piezas contendrían material no metálico, algo que desmiente Tous.

En la denuncia interpuesta ante la Guardia Civil de Córdoba por la Asociación de Consumidores y Usuarios se indica que las presuntas piezas defectuosas, adquiridas entre junio y octubre del año 2018 en tienda física y página web, están consideradas piezas de comercialización ilegal. Los hechos afectan a 4 millones de piezas de una empresa con sucursales en más de 45 países, con más de 400 establecimientos y que solo en 2018 facturó más de 466 millones de euros.

La casa Tous ha admitido en el interrogatorio realizado en la Audiencia Nacional «que las piezas van rellenas de material plástico, que no se sabe exactamente ni lo que es», mientras que el laboratorio con el que trabaja, Applus, «reconoce que lo sabe». 

Todo indica que el icónico osito no es alta joyería, sino una pieza chapada.


Actualización 24 de febrero de 2020


El magistrado Santiago Pedraz ha ratificado el archivo de la investigación que siguió la Audiencia Nacional contra Tous por estafa y publicidad engañosa y lo ha hecho reprochando a los denunciantes que ocultaran datos clave en su escrito tales como que la plata empleada en sus joyas en forma de oso era de primera ley. Es por ello que el instructor les afea que actuaran con una «presentación torcida de los hechos y dando lugar a confusión de la instrucción de la causa desde la denuncia» presentada el pasado año.

Comentarios