La espera que desespera


Este año se cerrará con una cifra escalofriante, 31.000 personas dependientes habrán muerto sin poder acceder a una prestación económica. Más de la mitad de estas personas superan los 80 años y permanecen en lista de espera durante una media de 426 días, cuando la normativa para resolver un expediente se sitúa en seis meses.

La espera desespera, genera ansiedad a los dependientes y una sobrecarga familiar que suele recaer en las mujeres: el 75% de las personas cuidadoras son hijas, madres o parejas.

En la actualidad hay 423.000 expedientes en tramitación y los dependientes con derecho reconocido en espera de atención van aumentando. Los recortes en la Ley crearon infames bolsas de desatención, retrasos, procedimientos sin resolver, y la burocracia, lejos de facilitar y garantizar el ejercicio de los derechos de los ciudadanos, es una trampa mortal.

Hay miles de personas desesperadas de tanto esperar.



Comentarios