A puñetazo limpio


El pasado mes de mayo, y dentro de los eventos relacionados con el diseño creativo que se llevan a cabo en la NYCxDESIGN, en la ciudad de Nueva York, se instalaron unos sacos de boxeo en algunos postes de farolas para que los transeúntes desfogaran su rabia de forma inocua.

Miles de personas frustradas y proclives a la violencia, habitamos un planeta inhóspito y cada vez más inhumano. Pocas son las salidas emocionales sanas que nos quedan para abordar problemas individuales y colectivos. Así que unos cuantos sacos repartidos estratégicamente por lugares concurridos, podrían ser una salida terapéutica a tanto estrés acumulado. Seguro que habría colas interminables para usarlos.



Comentarios