Audrey y William


Audrey Hepburn y William Holden trabajaron juntos por primera vez en Sabrina (1954). Allí saltó la chispa, se desató la pasión e incluso un miembro del equipo les sorprendió con las manos en la masa. Poco importó que ella tuviera pareja, el también actor Mel Ferrer, que Holden fuera once años mayor que Hepburn y estuviera casado desde 1941 con la actriz Brenda Marshall.

Holden estaba dispuesto a dejarlo todo, esposa e hijos, pero Hepburn encontró un obstáculo insalvable: él se había hecho una vasectomía y Hepburn, a sus 25 años, quería ser madre. Así que se precipitó el desenlace. Holden mantenía un extraño pacto con su esposa: le presentaba a sus amantes, y para Hepburn debió resultar un trance de lo más humillante. La ruptura fue muy dolorosa. Ese mismo año Audrey y Mel se casaron.

Diez años más tarde, Audrey Hepburn y William Holden volvieron a coincidir en el rodaje de Encuentro en París. Holden interpretaba a un guionista alcohólico y mujeriego, y Audrey, su asistente, debía mecanografiar un guion que se iba escribiendo sobre la marcha, mientras se rodaba el film. Los protagonistas se enamoran y la historia termina con un beso. En la vida real, Holden intentó desesperadamente reconquistar a Hepburn. No lo consiguió. Ella en esos momentos luchaba por salvar un matrimonio que acabó cuatro años después.

Comentarios