Tortura salvaje



El pasado fin de semana, en la plaza de toros la Maestranza de Sevilla, se desarrollaban las últimas corridas de la temporada de Feria, en una de ellas el torero Morante de la Puebla era cabeza de cartel. El diestro, antes de matar al animal, se sacó un pañuelo del traje de luces y le secó las lágrimas. Han colgado en las Redes un vídeo que recoge este momento y que yo no he tenido valor para ver. Me basta con la narración de los hechos para seguir sin apreciar el «arte» de nuestra Fiesta Nacional por ninguna parte. Esta forma de «diversión» nos retrata como pueblo, y no salimos muy favorecidos que digamos.

Comentarios