Casas impresas



La tecnología copa casi todas las parcelas de nuestra vida y, en algunos casos, la mejora sustancialmente. El último proyecto de New Story, una plataforma comprometida con países pobres, en colaboración con ICON, una empresa tecnológica de construcción, es un buen ejemplo. Mediante una impresora 3D construirán la primera ciudad con esta tecnología y con precios muy inferiores a los actuales. Los primeros moradores de estas viviendas serán 50 familias de El Salvador.

El acceso a la vivienda es un grave problema. El crecimiento de población de las ciudades tiene como consecuencia que el precio se incremente y muchas personas carezcan de capacidad para adquirir una casa. Dentro de unos años, en 2050, se calcula que cerca de 3.000 millones de personas no tengan techo, circunstancia que afectará especialmente a los países más pobres. Con el proyecto de New Story e ICON se prevé terminar este verano la primera ciudad en 3D. Las familias que habiten en estos hogares dispondrán de una vivienda con materiales probados según los estándares reconocidos de seguridad, comodidad y resistencia.

Las paredes y la estructura de las viviendas pueden ser impresas en apenas 24 horas. El coste oscila entre los 4.000 y 6.000 dólares (3.500 y 5.400 euros) y las familias pagarán alrededor de 200 dólares (179 euros) al mes por el alquiler.

Comentarios