No consigo ser feliz



La presión para ser felices y tener un ánimo positivo es constante. Incluso las Universidades de Harvard y de Yale imparten clases para ser feliz. Esto está provocando que muchas personas se sientan abatidas, hartas o se avergüencen por no lograr ser positivas, no saber gestionar sus emociones o no poder controlar su ansiedad. No es que estas personas sean diferentes a las demás o tengan alguna disfunción psicológica, es que la felicidad no puede imponerse.

Quiérete. Valórate. Se fuerte. Sonríe. Puedes lograr todo lo que te propongas… Son consejos placebo para autoengañarse. La felicidad llega cuando se deja de sufrir, y se deja de sufrir cuando se ha resuelto la causa que origina este sufrimiento.

El malestar emocional es el síntoma que nos indica que algo no va bien. Hay que encontrar cuál es la raíz de este sufrimiento y ponerle remedio. Luego la felicidad llegará por sí misma.

Comentarios