Las moscas como futuro alimentario


Han trabajado durante más de 10 años en el desarrollo de procedimientos científicos y técnicos para criar moscas de forma artificial, porque las moscas pueden ser la solución a la demanda de proteínas alternativas y de polinizadores. La empresa Bioflytech, encargada del proyecto, ha enfocado su actividad en dos líneas fundamentales: alimentación animal y polinización, sin olvidar el desarrollo y la cría, ya que en el sector de la alimentación animal, sus clientes fabrican piensos para mascotas, en su mayoría, aves insectívoras. Según cálculos de la empresa, pueden consumirse unos 4 millones de toneladas de harina de insectos, un mercado que generaría cerca de 5.000 millones de euros.

En la producción agraria, algunas especies de moscas son agentes polinizadores de plantas silvestres y cultivadas. El beneficio económico de la polinización por insectos a escala mundial se estima en 153.000 millones de euros.

Bioflytech tiene su base tecnológica instalada en el Parque Científico de la Universidad de Alicante (UA) y ha realizado una importante apuesta en este emergente sector, que espera rentabilizar con unas ventas estimadas en unos 40 millones de euros en 2024.

Quién iba a decir que las moscas darían tanto de sí.



Comentarios