Jardín zen


El «karesansui» o jardín zen recrea una escena: la arena representa el mar, que forma anillos en torno a las rocas, mientras que el resto se rastrilla en paralelo a la plataforma. El diseño de estos jardines se realiza para contemplarlos desde una posición elevada, no para pasear por ellos. La orientación del jardín está concebida para lograr el relax de la mente, se encara hacia el Este y la arena, que representa la paz del mar, debe estar mirando hacia la salida del sol.

La elegancia de lo simple, la belleza del vacío como parte útil de las cosas y la tranquilidad que provoca en el ánimo convierten al «karesansui» en una emoción estética. 

Comentarios