Esa cloaca llamada España

Desde las alcantarillas del poder emana un olor nauseabundo, es el de la corrupción, el de una democracia en pleno proceso de descomposición cuya fetidez resulta asfixiante.

Cada día aparecen nuevos casos, nuevos corruptos, gente sin entrañas, sin ética, sin un ápice de decencia. Mordidas, comisiones, operaciones opacas, fuga de capitales, amiguismo, expolio, tramas, auténticas mafias organizadas para saquear y llevarse el dinero de los españoles.

A la sombra de la económica neoliberal, se abaratan los salarios, se recortan servicios públicos, se encarecen bienes de primera necesidad, se echa a la gente de sus casas, se condena a quien protesta, se depreda la naturaleza, se fomenta la desigualdad, se agudiza el desequilibrio, se crean leyes que favorecen los oligopolios, crecen las rentas de algunos, se ahoga a otros.

Supongo que hay delincuentes de cuello blanco en todos los países, pero no roban con tanto cinismo como en España, no se forran con el sudor de los trabajadores de una forma tan descarada. Habrá que hacer una nueva democracia, una que lo sea de verdad, y no un papel mojado lleno de buenas intenciones, una que no sea indiferente a la miseria de los pobres y evite la acumulación y adquisición de riquezas de unos pocos, en detrimento de los demás.

Comentarios

Toy folloso ha dicho que…
Van a sacar unas sanciones para los medios que publiquen filtraciones.
Podredumbe libre de tufo.