Cosmik

Cuando parece que ya está todo inventado, surge algo nuevo que nos sorprende. La tripulación del Apolo 7 se llevó al espacio un helado que no se derretía ni necesitaba frío, pero que sabía a rayos. Ahora, alguien que llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de mejorar este producto, lo ha personalizado y se llama Cosmik Ice Cream. Trabaja con la mejor materia prima y sus proveedores de helado son los artesanos heladeros más reputados de Brooklyn. Robert se encarga de deshidratar ese helado, convertirlo en barras parecidas a una tableta de chocolate y darle un delicioso sabor. Las especialidades son: menta y chocolate, cookies, chocolate mexicano o mantequilla de cacahuete y chocolate. Puedes hacer tu pedido en Cosmik.


Comentarios