Un grifo mágico

Parece cosa de magia: el agua brotando de la nada, a través de un grifo distinto y de bellas líneas. Al contemplar el agua que cae, un profano no acierta a discernir cómo, y de la curiosidad y el estilizado minimalismo surge el hechizo.

Esta es la reacción que provoca la grifería impresa en 3D de DXV para American Standard. Son los primeros grifos creados con fabricación aditiva, lo mejor de la impresión 3D. El proceso consiste en dar forma al polvo de metal a través del láser. Una sucesiva superposición de capas micrométricas de material que se convierten en el objeto corpóreo deseado a través del sinterizado selectivo láser. Con este sistema de impresión es posible realizar nuevas formas, tramas y texturas para que el agua mane desde un diseño asombroso.

El material empleado por DVX es una aleación de alta resistencia que permite trabajar con líneas muy delgadas, que son los conductos por donde pasa el líquido. Aquí se descubre el secreto, estos conductos confluyen en la parte superior del grifo y crean el caudal sin que el ojo vea el proceso.

La producción la nueva grifería impresa en 3D no es barata, se requieren 24 horas de impresión para cada pieza. Todavía no está a la venta, pero se calcula que su precio base será de unos 12.000 dólares.

Comentarios