2 de marzo de 2017

El discurso humano de Trump

Donald Trump ha sorprendido con su primer discurso en el Congreso. Un discurso emotivo, cargado de buenas intenciones y positivo.

Algunas de sus frases remarcables:

- Estoy aquí esta noche para entregar un mensaje de unidad y fuerza, y es un mensaje que sale profundamente de mi corazón.

- Un nuevo capítulo de la grandeza americana está comenzando ahora. Un nuevo orgullo nacional está barriendo nuestra nación. Y un nuevo oleaje de optimismo para lograr nuestros sueños imposibles.

- Todas las naciones del mundo, amigos o enemigos, encontrarán que América es fuerte, América es orgullosa, y América es libre.

- Finalmente, el coro se convirtió en un terremoto, y decenas de millones de personas, se unieron en una demanda muy simple, pero crucial, que Estados Unidos debe poner a sus propios ciudadanos en primer lugar [...] Solo entonces podremos verdaderamente hacer América grande otra vez.

- Las industrias moribundas volverán a rugir de nuevo a la vida.

- Por encima de todo, mantendremos nuestras promesas a la gente.

- Los que tienen el alto honor de ser admitidos en Estados Unidos deben apoyar a este país, a sus personas y a sus valores.

- Debemos restaurar la integridad y el imperio de la ley en nuestras fronteras. Por eso, pronto comenzaremos la construcción de un gran muro a lo largo de nuestra frontera sur. Se iniciará antes de lo programado y, una vez terminado, será un arma muy eficaz contra el crimen y las drogas.

- Como prometí, he ordenado al Departamento de Defensa que desarrolle un plan para destruir al Estado Islámico, una red de salvajes sin ley que ha matado a musulmanes y cristianos y a hombres, mujeres y niños de todas las creencias. Trabajaremos con nuestros aliados, incluyendo a nuestros amigos y aliados del mundo musulmán, para extinguir de la faz de la Tierra a este villano enemigo.

- El tiempo de los pensamientos pequeños ha terminado. El tiempo de las peleas triviales ha quedado atrás.

- Solo necesitamos el coraje para compartir los sueños que llenan nuestros corazones. El valor para expresar las esperanzas que conmocionan nuestras almas. Y la confianza para convertir esas esperanzas y sueños en acción.

- Somos un pueblo, con un destino. Todos sangramos la misma sangre. Todos saludamos la misma bandera. Y todos hemos sido hechos por el mismo Dios.

- Les pido a todos los miembros del Congreso que se unan a mí para soñar con cosas grandes, audaces y atrevidas para nuestro país.

- Crean en ustedes mismos, crean en el futuro y crean en América.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Anda, pero si no lo has demonizado.
Querrán hacerte creer que vas contra corriente (como si al pelirrojo no lo hubiera votado nadie)....