12 de enero de 2017

Triunfan los más cafres

Según la receta que ofrecen los libros de autoayuda, basta con ser empático, positivo, proactivo y tener una sonrisa permanente en los labios para llegar lejos en el camino del éxito. Pero a poco que nos fijemos, descubriremos que en la cima del mundo no hay nadie con estas características. En la política, en las empresas, en los puestos de mando… nos encontramos a personas con muy mala leche, que han llegado hasta donde están pisando cuellos, sin pensar en los demás.

Los cabrones sin escrúpulos triunfan. Esto es una evidencia.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Y han llegado a la cúpula de un gobierno sin saber gobernar. Pero dar codazos y esquivar zancadillas sí saben....