3 de enero de 2017

Street style

El street style o estilo urbano causa furor, pero puede conllevar ciertas complicaciones legales. Las principales firmas de moda pagan importantes cantidades para adquirir instantáneas que servirán de inspiración en la  moda.

Fotografiar a una persona que se encuentra en un lugar público es legal, también lo es publicar esas imágenes en un blog personal. Pero, ¿qué pasa cuando esas fotos se venden a una empresa? En España se consideraría que no existe  violación de la intimidad del fotografiado y se respeta la expresión artística del fotógrafo. Entonces, ¿es necesario el consentimiento del fotografiado para comercializar las fotos de street style? ¿Existe un perjuicio para la persona que es fotografiada en un sitio público?

No hay comentarios: