Diez años de la Ley de Dependencia

El 14 de diciembre, la Ley para la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia cumple 10 años. Son 1.212.048 las personas con derecho reconocido oficialmente a recibir alguna prestación o servicio por su situación de dependencia y solo 856.452 perciben una ayuda por este concepto. Así que hay 355.596 personas dependientes desatendidas, en una lista de espera.

Los datos pertenecen a la estadística del IMSERSO actualizada a 30 de octubre de 2016, la última disponible, en ella se muestra que el grupo de dependientes reconocidos más numeroso en España es el de Grado II, es decir, personas con una dependencia severa, que suman 455.131 ciudadanos, el 29,99 % de cuantos figuran en el sistema. También constan 363.910 personas con gran dependencia (el 23,98 %), de ellas 72.446 están en la situación más acuciante al no poder valerse en absoluto por sí mismos. Otras 393.007 han sido diagnosticadas con derecho a recibir una ayuda por su situación de dependencia moderada, el 25,9 % del total de beneficiarios del Sistema.

Las personas con dependencia Grado I han sido las últimas en incorporarse al Sistema de Dependencia. Según el calendario de aplicación de la ley, debieron hacerlo en 2012, pero el Gobierno de Mariano Rajoy pospuso la fecha como medida de austeridad al considerar que no era una asistencia urgente la que precisaban y no fue hasta julio de 2015 cuando comenzaron a ver reconocido su derecho a una prestación o servicio.

La Coordinadora Estatal de Plataformas de Dependencia asegura que en estos cinco últimos años han fallecido más de 125.000 personas que aún no habían recibido la ayuda teniendo ese derecho reconocido. 

Comentarios