17 de noviembre de 2016

Sin logo

Tras años de furor, el logo agoniza, llega su fin. La moda de logos visibles que el usuario utilizaba para hacer alarde de marca, acaba. Ahora los consumidores son cada vez más reacios a comprar productos con logos, buscan la individualidad. La necesidad de exhibir riqueza busca equilibrarse con una elegancia sin estridencias. Lo más chic en este momento es llevar prendas de lujo son que se note.

En los bolsos empieza a verse esta nueva tendencia. Firmas como Michael Kors han reducido al máximo el tamaño del logo. 
Bolsos Mansur Gavriel, precursor de la tendencia antilogo