3 de octubre de 2016

Muere Rosetta

La sonda europea Rosetta ha «muerto». Se estrelló voluntariamente el viernes pasado en el cometa Churi, una tumba helada donde descansará eternamente tras más de 12 años de odisea espacial trabajando para la ciencia.

Rosetta no estaba diseñada para aterrizar, por eso los ingenieros de la ESA prepararon un impacto controlado en el cometa, tras descender durante 14 horas desde una altura de 19 km a 3,2 km/hora. En la Tierra tuvieron que esperar unos 40 minutos para dar por finalizada la misión, la sonda estuvo funcionando en piloto automático antes de que sus circuitos se apagaran para siempre.