5 de octubre de 2016

Morbosidad extrema

Paso por delante de un quiosco y las revistas del corazón coinciden en portada. El divorcio de Angelina y Brad lo copa todo. Dicen que la pareja comparte una impresionante cartera de propiedades espectaculares, que incluyen el Château Miraval, donde se casaron, o su mansión en las colinas de Hollywood y que tienen, además, un patrimonio común de 500 millones de dólares, que está en el punto de mira ahora que han tomado la decisión de separarse. Incluso la prensa seria ha publicado la noticia, en los diarios más importantes del país se contaba con pelos y señales las tripas de este divorcio y se exponían sus posibles causas, recogidas también en otros medios: que si la actriz está disconforme con la manera en que Pitt educa a sus hijos, que si hay una infidelidad del actor de por medio, que si Brad le da a la botella…

La noticia ha recorrido el mundo, que vive una histeria colectiva por saber más y más. Estamos enfermos de morbosidad.