8 de septiembre de 2016

Bienvenidos al medievo

Señoras, señores, volvemos a la Edad Media. Nos llevó siglos derribar esos muros que fortificaban buena parte de las ciudades europeas medievales hasta que se convirtieron en meras piedras, en el recuerdo de otra época. Ahora volvemos a levantar muros, pero no lo hacemos por temor a un ejército invasor ni sanguinario, ahora pretendemos protegernos de los refugiados e inmigrantes que llegan con las manos desnudas, pidiendo paz, comida, solidaridad…

Francia y Reino Unido impulsan la construcción de una nueva barrera que se elevará en las inmediaciones del Eurotúnel, en el Canal de la Mancha, desde Francia a Reino Unido. La barrera tendrá casi cuatro metros de alto y un kilómetro de longitud y es la última medida que se toma para reforzar la seguridad en el puerto de Calais y evitar que los refugiados y los inmigrantes salten a bordo de los camiones. El presupuesto para la construcción de la valla es de 1,9 millones de libras y es posible que se planten flores para reducir el impacto visual del muro y hacer más estética la ignominia.