6 de julio de 2016

Tras el Breixit

No hay una respuesta institucional, así que los británicos se encuentran desconcertados tras el Brexit, que ha fracturado el país. La economía se resiente y muchas empresas con sus principales sedes en el Reino Unido buscan refugio en otros países de la Unión. Por si faltaba algo, las denuncias por casos de xenofobia se han disparado. Así están las cosas.

Horas después de conocerse el resultado del referéndum sobre la salida británica de la Unión Europea, David Cameron anunció su dimisión. Boris Johnson, que parecía ser el gran beneficiado político del abandono de la UE, sorprendió con su decisión de no liderar a los conservadores. Para postre, Nigel Farage, el abanderado del Brexit, dice que quiere recuperar su vida y que deja el liderazgo del UKIP.

El Reino Unido se enfrenta a una tormenta perfecta, a su mayor crisis política y social desde la II Guerra Mundial, tal y como aseguraba el diario The Guardian en esta última semana. Pero ellos se lo han buscado. Pues a apechugar con las consecuencias, oiga.