27 de junio de 2016

Pez león

Llega a Europa una nueva especie invasora: el pez león, también denominado pez escorpión. Su aspecto ya advierte y, sí, es mejor no tocarlo. La picadura de este pez resulta extremadamente dolorosa, puede provocar náuseas y problemas respiratorios. Ya se han avistado varios ejemplares en las costas de Turquía y Chipre, por eso han saltado las alarmas en los países del sur de Europa.

Además del riesgo para los humanos, el pez león es un peligro en los ecosistemas que invade. Se posiciona en la parte más alta de la cadena alimenticia y provoca graves problemas debido a su voracidad, reduce la población de mero y de otras especies que se comercializan, por lo que la economía pesquera podría resentirse con la presencia de este pez invasor.


El pez león mide entre 30 y 40 centímetros, se caracteriza por sus 18 aletas dorsales y sus rayas rojas y blancas. Es un hábil cazador debido a su excelente camuflaje y a unos rápidos reflejos. Su hábitat original son los arrecifes del Indo-Pacífico, pero se está extendiendo por los mares cálidos de todo el mundo. Se vende como mascota y es comestible.