30 de junio de 2016

Ellos no, pero nosotros sí

En Reino Unido ya son unos 4 millones de personas las que han firmado una petición para que se repita el referéndum, aunque la petición parece poco probable que se cumpla.

El pueblo ha hablado en las urnas y mayoritariamente ha dicho: NO a Europa. Pasada la sorpresa inicial y remontando el batacazo financiero del primer momento, Europa podría hacer concesiones en el asunto de los emigrantes y los británicos se darían cuenta de que la salida de la Unión Europea es costosa para el país y repercute en sus vidas. Pero muchos políticos europeos quieren que Reino Unido salga pronto de la Unión y que esta salida no afecte a los demás países, que podrían contagiarse de “brexitis”. También los europeos estamos cansados de que los británicos estén en Europa para lo que les interesa.

Tanto Cameron como su rival rival Boris Johnson han sido intransigentes en lo referente a los emigrantes. Ellos pueden decir NO y cerrarles las puertas. Ellos pueden hacer lo que más les convenga, los demás NO.