23 de mayo de 2016

Terror


«La plaga se propagaba con tal violencia que la gente se sentaba a mirarse los unos a los otros, y parecían bastante abandonados a su desesperación; todas las calles parecían estar desoladas, y no solo porque habían enmudecido sino porque estaban vacías de gente; las puertas de las casas se quedaron abiertas, las ventanas daban golpes por culpa del viento pues nadie las venía a cerrar. En una palabra, la gente empezó a entregarse a sus temores y a pensar que todas las normas y métodos habían sido en vano, y ya nada se podía esperar salvo la desolación universal…» Diario del año de la peste, Daniel Defoe


La peste del siglo XXI se llama terror. Desde el atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York, hemos ido tomando conciencia de que podemos morir en cualquier momento y en cualquier lugar.