12 de mayo de 2016

Fracasar para después triunfar

El profesor asociado de Psicología de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, Johannes Haushofer, decidió publicar en su cuenta de Twitter un currículum insólito. En este repaso a su actividad agrupa las veces en las que lo han rechazado en el ámbito académico y en el profesional. Su valentía al presentarse ante los demás a través de sus “fracasos” ha recibido el reconocimiento de sus colegas, de estudiantes y de miles de usuarios de las redes sociales.

En mucho de lo que intento, fracaso. Pero estas decepciones son a menudo invisibles, mientras que los éxitos siempre se hacen notar. Así introduce Haushofer una lista de desaciertos que ha dividido en varias categorías: Programas de estudio en los que no consiguió la nota necesaria. Cargos académicos y becas en los que fue rechazado. Devolución de ensayos por parte de publicaciones académicas. Financiación para investigación que se le denegó.

Desde que se publicó el currículo en Twitter, el 23 de abril, este psicólogo, que además tiene un doctorado con honores en Economía, ha recibido cientos de felicitaciones.

En vez de ser tan críticos con nuestros fallos, deberíamos valorar cada fracaso como una manera de progresar, como el aprendizaje imprescindible para lograr nuestros objetivos.