Arte con pósits

El fenómeno nació con un Hola un poco cutre, hecho con pósits amarillos pegados en el ventanal de un rascacielos. Enseguida se extendió la idea, y por las oficinas de Manhattan se desata la imaginación. Las obras artísticas son de un nivel espectacular. En Twitter, el hashtag #postitwars se ha hecho viral y la noticia ha llegado a las páginas del New York Times.

Además de tener bastantes ratos libres, los trabajadores demuestran que talento creativo no les falta.

Comentarios