5 de abril de 2016

Los Papeles de Panamá

El asunto empieza a gestarse a principios de 2015. La sede del diario alemán Süddeutsche Zeitung, de Munich, recibe un mensaje: «Hola. Aquí John Doe (es el nombre que se utiliza en Estados Unidos para los desconocidos). ¿Les interesan unos datos?» A partir de aquí comienza la investigación que culmina con la publicación de los denominados Papeles de Panamá, que involucran a cientos de relevantes personalidades de todo el mundo.

¿Cómo se inicia el proceso de investigación? Tras este primer mensaje, la respuesta del diario no tardó. El interlocutor elegido fue el reportero Bastian Obermayer: «Nos interesan mucho». El filtrador envió un nuevo mensaje: «Hay un par de condiciones. Mi vida corre peligro. Nos comunicaremos solo con archivos encriptados. Nunca nos reuniremos. La decisión sobre lo que se publicará es obviamente de ustedes». En el periódico andan sobre la pista e intentan saber algo más sobre esa persona que les proporciona una exclusiva mundial: «¿Por qué hace usted esto?», le preguntan. Y la respuesta es contundente: «Quiero que estos delitos se hagan públicos. Son más documentos de los que han visto nunca». 

El material está compuesto por 11,5 millones de documentos que fueron analizados por 400 periodistas de medios de 80 países. La mayor filtración de documentos de la historia, con informaciones que desvelan cómo miles de personas ocultan su patrimonio en sociedades situadas en paraísos fiscales.

¿Con que peso moral nos pedirán ahora que no defraudemos, que paguemos nuestros impuestos?

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Eso ha prescrito. O algún otro subterfugio. En el país de la impunidad. Islandia está muy lejos....