17 de marzo de 2016

A comer al vertedero

Las cigüeñas realizaban migraciones estacionales. Se establecían en las zonas mediterráneas de Europa durante la primavera y el verano y se iban a pasar el invierno a  África. Pero desde la década los 80, la mayoría de estas aves ya no migran para el invierno, se quedan en España y Portugal durante todo el año y se alimentan de la basura orgánica que encuentran en los vertederos.

Este es un comportamiento nuevo que las cigüeñas han desarrollado recientemente. Con esta estrategia eligen los mejores sitios para anidar e iniciar la reproducción temprana. Tener un nido cerca de una fuente segura de alimento permite que permanezcan todo el año en el mismo nido.

El problema no tardará en llegar. La Unión Europea ha previsto reemplazar los vertederos por nuevas instalaciones en las que los residuos de alimentos se manipulen bajo cubierta. Las cigüeñas se quedarán sin alimento alternativo durante el invierno y esto puede afectar a su distribución, aparición del plumaje en los pollos y en las decisiones migratorias.