17 de febrero de 2016

Venezuelaseestamuriendo

Venezuela sufre. Los venezolanos luchan por subsistir en un país a la deriva, arruinado y con múltiples carencias.

#venezuelaseestámuriendo es el hastag, tanto en Twitter como en Facebook, donde los ciudadanos cuelgan imágenes terribles sobre situaciones que acontecen en el país.  Entre tantas denuncias, se llama la atención sobre los hospitales. Un paciente que padece cáncer se queja de que en el Instituto de Oncología Luis Razzeti, de Caracas, no hay acelerador lineal para realizar radioterapias, el único que había se encuentra averiado.  El tomógrafo y el aparato para realizar resonancias no están operativos. Los dos equipos de ecografías, tampoco funcionan.

El Instituto de Hematología y Oncología de la Universidad Central de Venezuela tuvo que cerrar y se derivaron a sus pacientes oncológicos a otros centros para terminar su tratamiento. La clausura del centro se produjo porque no disponía de fármacos, tratamientos y medidas de seguridad mínimas. 

La Sociedad Venezolana de Oncología (SVO) afirma que Venezuela es el país con más muertes por cáncer de la zona. En los últimos 10 años se ha experimentado un incremento de 6 730 muertes, es decir, un 29 % más. La falta de tratamientos adecuados y la escasez de fármacos son las principales causas.

La Federación de Farmacias venezolana denuncia un 80 % de deficiencias en el abastecimiento de medicamentos. No se consiguen medicinas para diversas terapias: antihipertensivos, insulina, anticonceptivos, pomadas para quemaduras…

La emergencia alimentaria también es atroz.  El 49% de los venezolanos es pobre y el 80% dice no tener dinero para alimentos, según datos de la Encuesta Condiciones de Vida de Venezuela.