3 de febrero de 2016

Corrupción

No se salva nadie. Todos los partidos tienen imputados o condenados en casos de corrupción. Aunque, por número de implicados, PP y PSOE se llevan la palma. Más de 800 ayuntamientos gobernados por el PP están salpicados con escándalos de corrupción y el número de imputados por este delito ronda los 500.

Son tantas las operaciones policiales abiertas que casi nos perdemos siguiendo cada caso que se investiga:

- Trama Púnica. Red de políticos y empresarios que facilitaban la adjudicación de servicios públicos a cambio del pago de comisiones ilegales.

- La contabilidad B del Partido Popular, denunciada por su extesorero Luis Bárcenas.

- El caso Gürtel.

- La operación Pokémon. Contratos a cambio de sobornos.

- Caso Bomsai. Adjudicación de obras de forma irregular.

- Caso Inestur. Desvío de fondos públicos.

- Caso Palma Arena. Se investiga el sobrecoste del velódromo Palma Arena.

- Caso Nóos. Malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales.

- Caso Andratx. Corrupción urbanística.

- Caso Cañellas. Desvío irregular de fondos.

- Caso Scala. Corrupción con cobros de comisiones y sobornos.

- Caso Bitel. Malversación de fondos públicos.

- Caso Turismo Joven. Malversación de fondos públicos.

- Caso Ibatur. Desvío de fondos públicos.

- Caso Funeraria Palma. Irregularidades en la facturación de tumbas.

- Caso Faycán. Cobro de una comisión del 20 % por obra adjudicada.

- Caso Catis. Cobro por diplomas falsos.

- Caso de la Ciudad del Golf. Proyecto urbanístico en Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

- Caso Umbra. Corrupción urbanística.

- Caso Troya. Cobro a cambio de concesiones de licencias de obras.

- Operación Tosca. Adjudicación de obras a cambio de prebendas o puestos de trabajo para familiares.

- Trama Brugal. Adjudicación de contratos públicos en concursos de gestión de los servicios de recogida de basuras.

- Caso de los Trajes. Regalos otorgados al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y a cargos de su gobierno.

- Caso Emarsa. Malversación de caudales públicos, prevaricación administrativa, falsedad, cohecho y blanqueo de capitales.

- Caso Cooperación. Desvío de ayudas de la Generalitat Valenciana al Tercer Mundo en beneficio de una trama mafiosa.


- Caso Acuamed. Adjudicación fraudulenta de contratos públicos inflados para obras hídricas y medioambientales. 


1 comentario:

Toy folloso dijo...

El botones que ha subido la maleta a la habitación, cobra su propinilla "en negro" y no pasa nada.
Y al concejal que encarga un polideportivo a su amigo constructor y cobra otra propinilla por ello, le toca comerse los marrones.
Quisquillosos séis....