15 de febrero de 2016

Almacenamiento en 5D

Científicos de la Universidad de Southampton han desarrollado un sistema de almacenamiento de datos digital capaz de resistir durante miles de millones de años.

Usando cristal nanoestructurado, científicos del Centro de Investigación Optoelectrónica de la Universidad (ORC) han creado procesos de grabación y recuperación en cinco dimensiones (5D) de datos digitales grabados mediante un láser de femtosegundo.

Este tipo de almacenamiento posee unas propiedades asombrosas. Incluyendo la capacidad de 360 TB/disco, estabilidad térmica de hasta 1 000 °C y una vida útil casi ilimitada a temperatura ambiente: 13 800 millones de años a 190 °C.

Comienza así una nueva era que permite almacenar datos en una memoria portátil de forma muy estable y segura. Esta tecnología resulta de enorme utilidad para las entidades con grandes archivos: bancos, bibliotecas, museos…

En 2013 se trabajó de manera experimental con esta tecnología en 5D, registrándose la copia digital de 300 kb de un archivo de texto. Ahora, los documentos más importantes de la humanidad, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Óptica de Newton o la Carta Magna británica, se han guardado en este formato, grabados con láser ultrarrápido, que producen pulsos extremadamente cortos e intensos de luz.

El archivo se escribe sobre cuarzo en tres capas de puntos nanoestructurados separados por cinco micrómetros (una millonésima parte de un metro). Las nanoestructuras autoensambladas cambian los recorridos con los que la luz pasa a través del vidrio, modificando la polarización de la luz que puede ser leída por combinación de microscopio óptico y un polarizador. La codificación se realiza en cinco dimensiones: el tamaño y orientación, además de la posición tridimensional de estas nanoestructuras. El sistema se presenta este miércoles en la reunión de la Optical Engineering Conference en San Francisco.