20 de enero de 2016

No tenemos sentido del humor

No tenemos sentido del humor. A los españoles, la crisis nos ha robado hasta las ganas de reír si escuchamos un buen chiste. Por eso, cuando la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, hizo la broma que le suscitó el diputado de Podemos Alberto Rodríguez sobre las rastas y los piojos, pocos fueron los que pillaron su vis cómica y se rieron.
Hoy Celia Villalobos ha salido a rebatir las críticas, reconociendo que hizo una «broma estúpida e innecesaria», que algunos de sus familiares llevan rastas y no pasa nada, y lamenta que el dichoso comentario, que solo era una broma, se haya convertido para ella en un problema.
Pues usted perdone, señora Villalobos. La próxima vez que explique un chiste, avise. Así sabremos interpretar sus palabras debidamente y nos echaremos unas risas, que falta nos hace.