8 de enero de 2016

El líder carismático

Los tiempos han cambiado, muchísimo, y en el nuevo mundo actual los valores antiguos se destierran con rapidez. Un líder ya no cimenta su poder en la autoridad despótica, ahora un líder ha de ser carismático.
Pero, ¿qué cualidades debe reunir este tipo de líder? Como rasgo principal, ha de saber escuchar y tomar en consideración las opiniones de los demás. Genera confianza, motiva e inspira, reconoce sus errores, soluciona problemas porque su objetivo es hacer bien las cosas, sabe distinguirse del resto con iniciativas originales propias, se arriesga, tiene altura de miras, no exige a los demás nada que él no pueda hacer, apoya al equipo, da la cara, no se conforma, huye del egocentrismo y permite y ayuda a que los demás prosperen, lo importante es el objetivo común y no la realización personal del líder.
¿Conocen a algún político español que reúna estos requisitos?
 

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Un dirigente político es un luchador que ha sabido descabalgar a sus contrincantes y repartir caramelos entre sus valedores. Alguno de ellos está al fondo de la oposición -a pesar de su valía-, por no dar la talla mediáticamente ni tampoco fotogénicamente, el perfil.
Desgraciadamente, lo opuesto a este ejemplo abunda mucho más....