3 de diciembre de 2015

Rrose Sélavy

Rrose Sélavy apareció por primera vez en 1920, pero la segunda «r» en su nombre no se añadió hasta 1921, cuando agregó su firma al collage de Francis Picabia: L'Oeil cacodilato. Su nombre, un retruécano del adagio francés: Eros, c'est la vie, ha inspirado de todo, incluso colecciones de poesía surrealista para un bar de ostras en Manhattan.
Duchamp fue el bromista más importante del arte y un maestro de la subversión. No creo en el arte. Creo en los artistas, dijo. Rrose era una extensión de la tradición de lo andrógino y el doble género. Este seudónimo femenino no representaba un engaño, pues constituye uno más de los muchos intentos de Duchamp por representarse con otras identidades, particularmente en los retratos de sí mismo. Si bien Rrose es una de las piezas más enigmáticas de la obra del artista. Mediante la creación de un alter ego femenino y envuelto en cierto misterio, Duchamp logró equilibrar el arte de la contradicción en el que se sustentan sus ideas e intenciones.

Rrose Sélavy a (Marcel Duchamp), 1920. Foto: Man Ray