24 de noviembre de 2015

La vela, una gran solución

Cada uno que ponga una vela a su patrona de preferencia y, entre todos levantamos un clamor, porque es una discriminación humillante, injusta, ha dicho a los farmacéuticos Albert Carreras, secretario general del departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat.  La Generalitat adeuda más de 330 millones de euros a los farmacéuticos, que llevan cuatro meses sin cobrar las facturas de los medicamentos, y ha reprochado al gobierno central las condiciones que les imponen para pagar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).
Cada farmacia debería cobrar 100 000 euros, pero no se sabe cuándo percibirán el dinero que se les adeuda. Algunos farmacéuticos continúan suministrando los medicamentos, pero otros han tenido que cerrar el negocio o ir a concurso de acreedores. Se puede decir que son ellos quienes están financiando parte de la sanidad pública catalana. Cuando ayer escucharon que la solución pasa por poner una vela, sintieron que se les estaba tomando el pelo. No es para menos.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

De cada diez euros que los catalanes mandamos "allá", sólo recibimos seis de vuelta.
Y encima nos ningunean.
Hay que acabar ya con el secuestro de nuestra soberanía.