13 de noviembre de 2015

La cara de Mas era un poema

Jueves, 12 de noviembre de 2015. La cara de Mas era un poema. La CUP volvía a decirle: NO. Ni haberse bajado los pantalones en las últimas horas con tal de ser president, le ha servido. La CUP le reiteraba su negativa, no lo quiere presidiendo el Gobierno de Cataluña.
Mas ofrecía en esta segunda sesión de investidura una oferta «con carácter excepcional» para la CUP: una presidencia coral en la que el poder quedaría delegado en tres vicepresidencias, una social, otra económica y otra de asuntos internacionales, así como una moción de confianza, voluntaria, a los diez meses de mandato.  «Si el gobierno no la supera habrá que investir a un nuevo president», proponía Mas.
El portavoz de la CUP, Antonio Baños, reiteraba la negativa de la formación a apoyar la investidura justificando que «no sirve para ampliar la base social». Si bien aclaraba que se trata de un no «tranquilo, que no cierra la puerta, sino que estimula a seguir trabajando». Mas no se ha tomado muy bien la respuesta. «Prefiero un sí intranquilo que un no tranquilo», replicaba, y los suyos aplaudían.
La oposición reprocha a Mas que intente mantener el poder a toda costa y piense más en la silla que en los catalanes.
Esperamos nuevas entregas de este culebrón.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Ocurre que, luego, lejos del poder, lo del refrán "a Pujol flaco, todo son pulgas"....