15 de octubre de 2015

Y no pasa nada

Hace un mes nos enteramos de que Volkswagen había manipulado sus automóviles diésel. Sus ingenieros colocaban un programa informático que bajaba automáticamente las emisiones de gases contaminantes cuando detectaba que el coche entraba en una ITV, de esta forma se cumplía la normativa europea respecto a la protección ambiental. Al conocerse la noticia, la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) demandó a la empresa Volkswagen, que admitió el fraude y ahora se enfrenta al posible pago de multas millonarias.
Si Volkswagen engañaba a la ITV norteamericana desde 2009, ¿qué ocurría en Europa? Habremos perdido confianza en los productos alemanes, pero la credibilidad de las ITV y la de las empresas europeas que emiten informes de calidad ISO no se queda atrás.
TÜV Nord, una empresa alemana que emite informes de contaminación de vehículos y de calidad ISO, le otorgó un premio a Martin Winterkorn, presidente de Volskwagen, por su excelente gestión de la empresa. ¡Toma ya!
Ha quedado patente que no podemos fiarnos de una compañía de certificación independiente, ni de la ITV, ni de las empresas de calidad, tampoco de las empresas automovilísticas. ¿Habrá castigo ejemplar o echaremos pelillos a la mar?



Foto: Martin Winterkorn, hoy expresidente de Volskwagen, recibe un premio de manos del presidente de TÜV Nord, Guido Rettig, en el que puede leerse: Certificado de calidad.


1 comentario:

elzo dijo...

Lo importante es que la inversión del grupo Wolksvagen en España está asegurada, o eso dijo el otro día un ministro para ser desmentido al día siguiente por uno de los nuevos directivos de la compañía que aseguró que todavía no hay nada decidido.