13 de octubre de 2015

Mala excusa

Maica Jiménez, secretaria del presunto líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, se ha retractado de las manifestaciones en las que implicaba a varios dirigentes del Partido Popular, entre ellos el presidente del Senado, Pio García-Escudero, en el cobro de sobres con dinero, y ha asegurado que se trató de «una conversación de bar» en la que mintió para «impresionar» a su interlocutora. «Me vine arriba porque había tomado tres copas», ha asegurado.
Mala excusa se ha buscado Maica Jiménez. ¿No dice el saber popular que «los borrachos y los niños siempre dicen la verdad»?