29 de octubre de 2015

En China las parejas podrán tener dos hijos

En 1979 empezó en China la aplicación de la política del hijo único, desde entonces se han registrado más 336 millones de abortos legales, si bien la cifra real podría superar con creces los 450 millones. Por hacernos una idea de lo que representa esta cifra, la población actual de Estados Unidos es de 318 millones de habitantes.
Según datos de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, cada año mueren en China más de 70 000 mujeres al tener que someterse a un aborto forzado. Entre los años 2006 y 2010 China gastó 402,5 millones de dólares en anticonceptivos, que se distribuyeron por todo el país. Con este presupuesto, se han implantado 403 millones de dispositivos intrauterinos anticonceptivos, en ocasiones sin el consentimiento previo de la mujer. La ONG Derechos de la Mujer Sin Fronteras calcula que, desde 1979, se han producido 196 millones de esterilizaciones irreversibles forzadas que han provocado en las afectadas complicaciones de salud de por vida.
Aunque tanto el diagnóstico prenatal del sexo como el aborto selectivo están prohibidos en China, ambos son una práctica habitual. «El aborto selectivo por sexo da lugar a que un número estimado de 37 millones de hombres chinos nunca se casarán, porque sus futuras esposas fueron eliminadas de forma selectiva. Este desequilibrio en la demografía promueve de manera poderosa la trata de mujeres y la esclavitud sexual en todo el sudeste de Asia», ha explicado Reggie Littlejohn en su web. En China, con una población de 1.367.820.000 habitantes, hay 119 niños nacidos por cada 100 niñas, y cuenta con una de las tasas más bajas de fertilidad, es decir, entre 1.5 a 1.7 hijos por mujer, muy por debajo del nivel de reemplazo de 2,1.
A la vista de estos datos, las autoridades chinas permitirán que todas las parejas puedan tener dos hijos, poniendo fin a la estricta política del hijo único, que ya había sido revisada ligeramente a finales de 2013.