10 de septiembre de 2015

Ensalada de mi invención


Hoy me siento poco inspirada para cocinar, y eso que me agrada estar entre cacerolas, pero estoy flops, mustia, raruna. Tengo que preparar la comida y no me apetece entretenerme, así que abro la nevera y echo un vistazo: sobrante de pollo asado, unos tomates secos que me regalaron, un par de tipos de queso, algo verde…
Enseguida salta la chispa: ensalada María, o lo que es lo mismo, ensalada de mi invención.


Ingredientes:
Penne, pollo asado, tomate seco, pimiento rojo, quesos mozarela y parmesano, unas hojitas de espinaca y un yogur.
Cocer la pasta al gusto, añadir el pollo deshuesado a trozos, los tomates secos rehidratados, un pimiento cortado a cuadritos, unos dados de mozarela, unas hojas crudas de espinaca. Aliñar con una salsa de parmesano hecha mezclando un yogur natural y el queso en polvo. Verter el aderezo sobre los ingredientes, remover y listo.
Acompañar el plato con un vino tinto y, si es posible, con unos amigos.
Sugerencia: Unas brevas de postre dejarán un punto de dulzor en el paladar. Los amigos contrarrestarán la tontuna y arrancarán alguna sonrisa.
Casi se me olvida. Ninguna comida se cierra como es debido sin un buen café.
 

 

1 comentario:

Toy folloso dijo...

¡Buen provecho!.