14 de julio de 2015

Pobres griegos

Tras unas semanas de infarto, los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona lograban este lunes un acuerdo sobre el futuro de Grecia. Se abre la vía a la negociación de un tercer rescate a cambio de unas condiciones draconianas, que Tsipras no ha tenido más remedio que aceptar.
Intervendrá el FMI, algo que Atenas ha intentado impedir sin éxito.
Se crea un fondo de privatizaciones para vender bienes públicos por valor de 50.000 millones de euros. De este dinero, la mitad se empleará en la recapitalización de los bancos, mientras que los 25.000 millones de euros restantes se repartirían a partes iguales entre inversiones productivas y el pago de vencimientos.
La pensiones se congelarán hasta 2021 y se eleva la edad de jubilación hasta los 67 años.
De aprobarse, el rescate durará tres años y tendrá en cuenta que las necesidades financieras de Grecia se han fijado en cerca de 86.000 millones de euros.
Con este último rescate, la cantidad de ayudas que ha recibido Grecia asciende a cerca de 322.000 millones de euros, el 180 % del producto interior bruto del país.
¡Pobres griegos!

1 comentario:

Toy folloso dijo...

No tienen catastro, y los inspectores de Hacienda deben recorrer zonas residenciales de lujo, apuntar las matrículas de los coches muy caros, ver a quien pertenecen y ver si por renta se lo pueden permitir....
Pobres griegos pobres, diría yo.