No sufras más

El dolor es la forma en que el cuerpo nos avisa de que algo no va bien. El sufrimiento es un malestar opcional.
Todos sufrimos alguna vez y por diferentes motivos. La mente trabaja creando pensamientos y sentimientos con los que elabora una realidad subjetiva hasta conseguir que nos sintamos como imaginamos.
Lo que sentimos real y lo que imaginamos se convierte en la misma cosa. No distinguimos entre la realidad fabricada por nuestro cerebro y la realidad exterior. Pero existe una diferencia sustancial entre lo que ocurre y nuestra reacción ante lo que te ocurre. Solo cuando apreciamos esta diferencia conseguimos ser más libres.
A veces nos aferramos a nuestra interpretación aunque hacerlo nos genere un sufrimiento evitable. Por eso es imprescindible separar lo que pensamos de lo que sentimos.

Comentarios