2 de junio de 2015

Brote psicótico

Un brote psicótico supone una percepción alterada de la realidad que puede durar un tiempo indeterminado y reproducirse a lo largo de la vida. Las causas que lo provocan son diversas: problemas psíquicos, intoxicaciones por consumo de drogas… La persona que presenta un brote psicótico debe ser ingresada en una unidad de psiquiatría y recibir tratamiento con los medicamentos específicos para cada tipo de brote.
Algunos síntomas que identifican un brote psicótico son:
-Expresar ideas raras.
-Descuido en el cuidado personal.
-Conducta desorganizada.
-Sospechas infundadas de que otras personas hacen cosas para incomodarle o perjudicarle.
-Aislamiento.
Tras el tratamiento, procede averiguar las causas que han provocado el brote.
¿Cómo comportarse con una persona que sufre una crisis psicótica? Lo más importante es mantener la calma y transmitir seguridad y confianza a la persona afectada. Hablarle en tono amable y de forma clara y pausada. Avisar a los servicios de urgencias médicas sin abandonar al paciente. Escuchar con atención y sin contradecir sus palabras. Es posible que oiga voces y sienta miedo, procurar calmarle evitando el contacto visual y físico.